Porche de madera
Este artículo no tiene más propósito que aclarar las diferencias que hay entre pérgolas, cenadores y porches. Al tener funciones diferentes describiremos resumidamente las utilidades de cada una de estas estructuras.

Pérgola

Pergolas de maderaCuando pensamos en una pérgola de madera siempre tenemos en mente que posteriormente hay que cubrirla con un toldo, no siempre es así, ya que en ocasiones podemos hacer estructuras de madera muy originales con celosías, o incluso incorporando plantas trepadoras que nos pueden obsequiar con una sombra agradable. Porque eso es lo que vamos buscando, sombra, de modo que tenemos que definir muy bien si queremos descubrir la pérgola de vez en cuando, en cuyo caso optaremos sin duda por instalar un toldo.
Las pérgolas difieren fundamentalmente de los porches en que no llevan una cubierta, a lo sumo se utilizan toldos o celosías para dar sombra. Esta ausencia de cubierta es la que diferencia a las pergolas del resto de estructuras de madera.

La pérgola es quizá la estructura más abundante en parques y jardines. Su construcción es muy sencilla y requiere de muy pocos materiales.En el ejemplo de la fotografía, la pérgola se ha complementado con lamas que tamizan la luz del sol.

Porche

Porches de maderaLos porches de madera se podrían describir como una pérgola anexa a la vivienda a la que se dota de una cubierta. No tiene por qué estar cerrada por el lateral o los frontales, pero sin duda tiene que tener una cubierta que normalmente será de teja artificial o tégola canadiense, o en los casos más elaborados con teja tradicional.
Cuando nos planteamos hacer un porche anexo a la vivienda surje la duda de si queremos cerrarlo o dejarlo abierto, si instalamos teja tradicional o no o si incorporamos aislamiento térmico. También nos planteamos el cómo conseguir que no haya una pérdida sustanciosa de luz y es cuando vemos la posibilidad de incorporar ventanas en la cubierta.
Uno de los condicionantes a la hora de elegir es el precio, pero no debemos de olvidarnos de las complicaciones técnicas que puede acarrear un deficiente sellado de juntas o un diseño con poca pendiente de caída. Así que lo mejor en estos casos no es ir a por el proveedor más barato, a la larga nos acordaremos de ellos cuando aparezcan las goteras.
Cuando se quiere disponer teja tradicional es altamente recomendable que la pendiente de la cubierta sea superior al 20%, o 25% si se va a instalar una ventana tipo Velux. Con teja asfáltica se pueden apurar las pendientes hasta un 12-15%, es la opción más recomendable cuando no hay como sacar altura para el porche.

El aislamiento del porche es fundamental, y sí se nota diferencia, sobre todo en verano y no digamos en los casos en que tenemos previsto hacer un cerramiento futuro. Aislamiento térmico sí o sí, o nos encontraremos con que hemos hecho una inversión importante y no podemos disfrutarla porque se convierte en un horno en verano.

Cenadores

Se suele denominar cenador a toda estructura de madera que no está anclada a la vivienda, es decir se encuentra totalmente independizado en el parque o jardín.

La estructura portante es siempre la misma tanto en pérgolas como en cenadores y porches, y la gran diferencia que encontramos entre unos y otros es en la cubierta, más exactamente en el número de aguas (o caídas) que se le da al a cubierta. Cuando tiene más de 4 se suele denominar gazebo. Los cenadores suelen rematarse con una barandilla que delimita y hace más íntimo el cenador.
Es habitual disponer el cenador sobre una superficie previamente solada, pero en ocasiones se monta un entarimado de madera para exterior al mismo tiempo que se levanta la estructura portante del cenador.

Share