Mantenimiento madera
Se suele decir que la madera de exterior requiere mucho mantenimiento, pero en mi opinión no es así. La madera laminada utilizada en porches y pérgolas por ejemplo, no necesita más que un repaso cada 2 a 5 años y en el caso de las tarimas solo nos exigen algo más de dedicación las maderas tropicales, y tampoco es tanto, una aplicación de aceite cada 6 meses. ¿Podríamos decir lo mismo de cualquier otro elemento del jardín, como el césped, las plantas o el huerto?

Barnices y aceites protectores recomendados

Lasur de poro abierto: Es el protector recomendado para todo tipo de estructuras con madera de conífera (pino abeto), es lo más habitual cuando se trata de porches y pérgolas de madera.

Aceite protector para tarimas y muebles de madera tropical: El aceite es la mejor protección que existe si queremos mantener el tono natural de las maderas tropicales, si olvidamos echarlo durante demasiado tiempo la madera se volverá de un tono grisáceo y para recuperarlo será necesario lijar la capa más superficial de madera.

Recomendaciones para hacer un mantenimiento de madera correcto

¿Qué debemos hacer para que nuestro mantenimiento sea el más correcto?. Lo más importante es trabajar con tiempo seco, y con madera seca, lo que significa que deben haber pasado unos días hasta que la madera haya perdido humedad. En la gran mayoría de los casos es conveniente realizar un lijado superficial de la madera antes de la aplicación de cualquier producto, ya sea el lasur o los aceites para la conservación de las maderas tropicales. Para el lijado lógicamente deberemos utilizar lija para madera, de este modo nos ahorraremos tiempo, esfuerzo y dinero. Dependiendo de la superficie a lijar podremos decantarnos por una herramienta u otra, para pequeñas superficies podemos realizar un lijado manual.
No debemos obsesionarnos con el mantenimiento de la madera, aunque no esté con el mismo color que cuando nos la instalaron por primera vez, esto no significa que esté desprotegida, hay maderas con tratamiento en autoclave que me en la mayoría de los casos no necesitan absolutamente ningún tratamiento para conservar todas las propiedades de resistencia, quizá estéticamente no lo parezca, pero internamente la madera està perfectamente tratada.

 

Antes de terminar con este post, tan solo advertir que para el lijado de la madera es importante que nos protejamos con una mascarilla, las virutas de la madera tropical son especialmente hirritantes para nariz y ojos.

Share