Microcemento | Solera de hormigón

Microcemento | Solera de hormigónEn nuestro blog hemos hablado en múltiples ocasiones sobre los tipos de madera más habituales para la construcción de casas y casetas de madera. Sin embargo, y aunque siempre hemos recomendado la necesidad de asentar correctamente la estructura, hasta ahora no habíamos profundizado en los aspectos más importantes a la hora de ejecutar una solera de hormigón.

El microcemento como acabado sobre la solera

En una de las últimas ferias que he visitado, encontré un nuevo sistema para el acabado de superficies que nos puede ayudar a la hora de ejecutar nuestra solera, es el microcemento. Este material de Tecnocemento consiste en un revestimiento continuo con base de cemento y resina,  presenta la peculiaridad de poderse aplicar sobre cualquier superficie y por tanto permite por ejemplo reformar una solera existente con una aplicación final sobre ésta. La aplicación de una fina capa de 2 a 3 mm de microcemento permite conseguir un acabado continuo, se puede aplicar en grandes superficies sin ninguna interrupción gracias a que este revestimiento no necesita juntas. Por cierto, se puede aplicar también en exteriores, lo que facilita su utilización por toda la superficie de la solera sin necesidad de buscar otro material para el acabado exterior, como suele ser habitual para los acerados.

Ejecución de la solera

Continuamos con la ejecución de la solera de hormigón para nuestra vivienda, las siguientes recomendaciones no deben tomarse como absolutas, ejecutar correctamente una solera para una vivienda es una labor totalmente profesional y como tal, deberás contar con especialistas en el sector para ejecutarla correctamente.

¿Qué es lo más importante que debemos tener en cuenta a la hora de ejecutar una solera de hormigón para una casa de madera?

1.    Los puntos de paso para los distintos servicios de la vivienda, agua, saneamiento, electricidad.

Deben ser planificados antes de comenzar con el vertido del hormigón, los apaños posteriores haciendo rozas sobre el hormigón no son ni lo más recomendable ni lo más profesional.

2.    Tamaño y espesor de la solera (o zapata en su caso)

En este blog hemos hablado de todo tipo de estructuras, desde las que se construyen anexas a una vivienda como porches y pérgolas (que en la mayoría de los casos no necesitan más que una zapata de hormigón) hasta las más elaboradas casas de madera. Dependerá por tanto del tipo de estructura a construir la dimensión y espesor de la solera. Es importante profundizar en este aspecto y seguir las directrices del profesional que se encarga del diseño de la solera, dependiendo de la climatología será más recomendable utilizar un tipo u otro de cemento y mezcla, y dependiendo de la estabilidad del suelo natural deberemos ejecutar una solera con mayor o menor espesor, hasta el punto de que si construimos sobre roca natural podría no ser necesaria.

3.    Hormigón armado

Una solera de hormigón tiene como propósito disponer una superficie horizontal soporte de la construcción que se construirá sobre ella. Ejecutar correctamente una solera no es trabajo sencillo, y desde luego no puede ser objeto de explicación en un solo artículo pero sí podemos adelantar que uno de los aspectos esenciales en el hormigón radica en la necesidad de armarlo para evitar fisuras en su superficie provocadas por tensiones térmicas. El armado o mallazo, deberá colocarse lo más cercano a la superficie y deberá disponer de separadores que garanticen la posición de las piezas del armado.

Esperamos que esta aproximación a la construcción de soleras de hormigón y a la posibilidad de acabados con microcemento os ayuden en la planificación de la construcción de vuestra casa o caseta de madera.

Share