Madera de nogal: propiedades, usos y aplicaciones

MADERA-NOGAL

La madera de nogal es originaria de zonas como el Himalaya, Irán, Líbano o Asia Menor y Grecia. Fue introducida en Gran Bretaña a mediados del siglo XV, aunque uno de los países en los que más se trabaja y comercializa es en Francia o Italia. Aunque lo cierto es que el nogal es un árbol que crece en todas las regiones templadas del mundo, pudiendo alcanzar una altura de unos veinticinco metros.

La madera de nogal es muy apreciada por los ebanistas y lleva utilizándose en la historia desde al menos el Renacimiento para la fabricación de muebles. Las ramas del nogal son muy pequeñas y finas, por lo que no es una madera muy apta para su utilización en grandes superficies y sí para uso decorativo, y además tiene un precio más elevado que otras clases de madera. Con respecto a sus tipos, la madera de nogal europea es generalmente más ligera y clara que la americana, por ejemplo, que tiene un tono mucho más negruzco, y hay otros estilos también como la madera de nogal australiana.

MADERA DE NOGAL

El corazón y la albura de este tipo de madera son fáciles de distinguir: la albura tiene unos 5 o 10 centímetros de ancho y es de color blanco grisáceo o blanco rojizo, y el duramen es de color gris claro a marrón oscuro, con presencia de rayas también de manera ocasional. Las rayas más oscuras son generalmente de un color marrón ahumado o marrón rojizo, y dicho atractivo decorativo a menudo se ve acentuado por el grano ondulado natural. Sin duda, su grano irregular y su coloración la convierten en una madera ideal para la decoración.

 

Propiedades, usos y aplicaciones de la madera de nogal

 

  • Propiedades de la madera de nogal

La madera de nogal es una madera noble que tiene unas excelentes calidades de carpintería y muy buenos acabados, por lo que es una opción siempre muy estilosa y elegante. Es una madera cuyo color, como veíamos, va del tono marrón claro al marrón oscuro y con un grano recto en el tronco, y se oscurece aún más a medida que envejece. Si nos movemos hacia las raíces de esta madera podremos observar cómo el grano presente se vuelve más ondulado. Se trata por tanto de una madera heterogénea que funciona relativamente bien y que tiene un acabado muy agradable. También se caracteriza por tener una buena estabilidad dimensional y una fuerte cohesión transversal.

Es una madera medianamente pesada y semidura sensible a las variaciones de humedad y de temperatura, por lo que en este sentido puede ser una madera inferior a otras con respecto a las características técnicas. En cuestión de estética, eso sí, es una candidata infalible y, dependiendo de su origen, la madera de nogal puede tener además nudos bastante marcados y atractivos para el diseño.

También es importante señalar que se trata de una madera fácil de usar y cortar y con una fuerte resistencia a acciones como el atornillado o la unión, por lo que funciona fácil y bien con herramientas manuales y máquinas. Y es que es una madera relativamente pesada, dura y resistente, lo que hace que soporte la deformación y esté sujeta a una ligera contracción según los usos. Debemos tener en cuenta, en cualquier caso, que esta resistencia no se aplica de manera concreta al exterior, donde la durabilidad de esta madera podría ser limitada, entre otras cosas porque se seca bien pero muy lentamente.

MADERA NOGAL

 

  • Usos y aplicaciones de la madera de nogal

La madera de nogal es ideal para tallar a mano y para tornear o perfilar, siendo muy manejable con herramientas y con fácil pegado, barnizado y excelente nivel de pulido. Posee un acabado sencillo pero algo frágil, ya que se pueden producir manchas en su superficie cuando está mojada y/o en contacto con el hierro, por lo que no es la mejor candidata para exteriores.

Podemos encontrar madera de nogal de forma frecuente en tablones redondos, de madera maciza o aserrados, así como en chapas (la opción más económica), y es muy habitual su uso en la fabricación de muebles o en determinados arreglos o elementos decorativos.

La madera de nogal es una de las maderas más utilizadas también, de forma más concreta, en la fabricación de armarios, así como en la fabricación de instrumentos musicales o de suelos y parquets. De hecho, se aprovecha tanto que se utiliza incluso la cáscara de la propia nuez para colorear maderas blancas, y en el pasado también se utilizaba para blanquear tejidos como la lana o el cabello de las personas. Como curiosidad, en ciertas regiones también llegó a usarse esta madera para la fabricación de zuecos, y de un solo árbol podían llegar a sacarse unos cuarenta pares de zapatos elaborados con este noble y distinguido material.