Madera de pino: propiedades y diferentes usos

MADERA-PINO

La madera de pino es una de las maderas más comunes en los bosques europeos, y es una madera fácil de trabajar que se utiliza en casi todas las áreas de procesamiento de madera existentes y para numerosos artículos cotidianos, como el papel.

El pino pertenece al grupo de las coníferas y es el segundo árbol forestal más común en Europa Central después del abeto. La madera de pino se encuentra principalmente en áreas forestales grandes, húmedas y frescas de Escandinavia, Rusia, Polonia o Alemania. El pino de estas regiones se conoce como “pino nórdico”. Fuera de Europa, el pino se cultiva también en partes de Asia, América del Norte y América del Sur. Como el pino crece muy rápido, la madera de pino se usa en todo el mundo también para reforestar bosques, entre otras muchísimas cosas. Como madera doméstica, la madera de pino tiene unas rutas de transporte cortas, algo también muy positivo que permite que pueda procesarse de manera rápida y económica y que sea tan utilizada.

En cuanto a su tamaño, el pino puede alcanzar alturas de hasta 40 metros (lo que dependerá también, en buena medida, de la localización en la que esté) y tiene una vida media bastante prolongada, de unos 200 años o 150 aproximadamente, aunque se ha llegado a constatar la existencia de árboles que han vivido hasta los 600 años. En caso de tala, normalmente los pinos no son cortados hasta que tienen unos 100 o 160 años.

 

MADERA DE PINO

 

El duramen y la albura del pino son fáciles de distinguir: la albura es de un color entre blanco-amarillento y blanco-rojizo, y el duramen es de color amarillo-rojizo, con capacidad de oscurecerse hasta el marrón-rojizo. Dependiendo de la dirección del corte la apariencia y la tonalidad también podrían variar, presentando algunos patrones de rayas (con corte radial) u ondas (con corte transversal).

Los tipos más conocidos de pino son, el pino suizo (Pinus cembra), el pino negro (Pinus nigra), el pino silvestre (también llamado pino blanco, Pinus sylvestris) y el pino de montaña (Pinus mugo).

 

Propiedades, usos y aplicaciones de la madera de pino

 

  • Propiedades de la madera de pino

La madera de pino es una madera que va de blanda a “medio dura”, lo que hace que se pueda procesar muy bien. Además es una madera elástica que no se rompe fácilmente. Es también en su mayor parte una madera de grano cerrado con rayas alternas duras y suaves. El pino blanco, por ejemplo, es una madera blanda con una textura de grano muy uniforme, de peso ligero y muy fuerte. Su color es pálido, casi amarillo claro, con muy pocas marcas. La superficie del pino blanco es lisa y en general es una madera duradera que mantiene su forma excepcionalmente bien, sin deformarse, hincharse, encogerse o partirse en condiciones normales.

Eso sí, cuando no está tratada, la madera de pino no es muy resistente a la intemperie y se pudre rápidamente cuando entra en contacto con la tierra, por ejemplo. Por lo tanto, el tratamiento con conservantes puede ser vital y prolongar significativamente la vida útil de la madera de pino. Esta madera también es muy sensible a las altas temperaturas y tiende a filtrar la resina, por lo que sí podría llegar a sufrir algún tipo de contracción moderada o deformación con cambios de clima importantes, si no se trata convenientemente. Esto quiere decir que la madera de pino húmeda es particularmente susceptible a la infestación, con una probable aparición de manchas azules y, aunque este problema no suele tener mucha influencia en la resistencia básica de la madera, sí que puede decolorar la madera de pino de tono claro o destruir la pintura si la hubiere.

Por último cabe destacar, como ya mencionábamos anteriormente, que el tono de sus productos se puede ver deslucido con motivo de la luz solar y, por lo tanto, solo deben exponerse al sol de una forma controlada y con las debidas precauciones y tratamientos protectores pertinentes.

 

  • Usos y aplicaciones de la madera de pino

La madera de pino se puede trabajar fácilmente a mano o a máquina, ya que se puede cortar muy bien y tiene un fácil atornillado. Su superficie, además, se puede rematar con todo tipo de pinturas. Se utiliza principalmente en la fabricación de muebles, por ejemplo, en armarios, mesas o sillas, como madera maciza o como chapa. La madera de pino también está disponible como madera redonda o aserrada y también se utiliza en la producción de aglomerados. La madera de pino juega un papel muy importante en la fabricación de papel y como madera de construcción. También se usa en muchas estructuras de techos, revestimientos de madera, marcos de ventanas o puertas.

 

MADERA PINO

 

En definitiva, la madera de pino tiene muchas aplicaciones pero, resumiendo, las más habituales son la carpintería a base de molduras, paneles, revestimientos, tablas para cajas, ataúdes, barcos, muebles y otras muchas de distinto tipo, como las esculturas o los juguetes. Y, dado que la madera de pino tiene muy buenas cualidades de cocción, puede utilizarse también como combustible para algunos sistemas de calefacción.

Podríamos decir que de la madera de pino prácticamente todo se utiliza, formando parte de la vida diaria de las personas en multitud de ámbitos, algo en lo que sin duda también influye su abundancia y su bajo precio. Que sea una madera de fácil conservación permite además que, con los cuidados adecuados, pueda ser utilizada sin problemas y con la misma estética tanto en interior como en exterior, ampliándose así sus funcionalidades.